Más de 5 mil familias deshabitarán sus hogares para la rehabilitación de sus viviendas.

La rehabilitación de estas viviendas sociales, estará a cargo de la firma China Dalian, bajo la inspección de Obras Públicas, GEPROYECTOS y la empresa de supervisión SIEK.

Tras la firma del pre-acuerdo entre el Gobierno de Guinea Ecuatorial y los responsables de la empresa China Dalian desarrollada ante el Vicepresidente de la República el pasado jueves en el Palacio del Pueblo de Malabo; este 21 de junio, el Ministro de Obras Públicas, Clemente Ferreiro Villarino, en compañía del Presidente de GEPROYECTOS, Alejandro Michá Nsue, y los representantes de la firma encargada de estas reparaciones y del grupo supervisor francés, han concedido una rueda de prensa para informar a la población del cuándo y cómo se llevaran a cabo las obras.

Por su parte, después de casi un año de negociaciones lideradas por S.E Teodoro Nguema Obiang Mangue, donde el coste inicial para ejecutar estas obras era de unos 42 mil millones de XAF, y tras las directrices del Vicepresidente de la República se ha visto disminuido a 18 mil millones, de los cuales Guinea Ecuatorial costeará 9 mil millones en concepto de “mal” uso, y la cantidad restante, la tendrá que abonar la empresa china, las obras de reparación de las 5382 viviendas están previstas a comenzar en un plazo de 90 días, y tendrán que estar listas en dos años, según el acuerdo; y en cuanto a la restauración de cada una de estas, tendrá una duración de 20 a 45 días, en donde Ferreiro Villarino ha asegurado a la población que las familias afectadas, al tener que abandonar sus hogares por los trabajos que se van a ejecutar; no estarán desamparadas, porque el “Gobierno se va a organizar para el bienestar de estas personas” ha resaltado.

Por otro lado, Obras Públicas ha garantizado un trabajo de calidad por parte de la empresa China Dalian, tras la muestra de preocupación de los representantes de los diferentes medios de comunicación al insistir en este aspecto, añadiendo que tanto ellos como GEPROYECTOS, y la firma Siek son los principales responsables de que estas reparaciones sean efectivas. También ha afirmado que el Gobierno no está desembolsando esta cuantía económica en concepto de una obra mal hecha, sino que el Estado está pagando por los daños del mal uso por parte de los propietarios de estos espacios, por lo que, “estos trabajos, no afectarán a la economía del país, puesto que se está deduciendo este importe del monto pendiente en concepto de retenciones por parte del Estado a China Dalian”. ha indicado.

Sin embargo, Clemente Ferreiro ha esclarecido que las únicas viviendas que serán reparadas son las construidas por la empresa China Dalian y esta a su vez, tiene que presentar el cronograma de ejecución hasta la culminación de las obras.